5 mitos recurrentes sobre La Guía del PMBOK® que todo Project Manager debe saber

por Jul 18, 2021

 

Si pudiéramos definir La guía PMBOK®  de manera simple, podríamos decir que se trata de un compilado de buenas prácticas de gestión de proyectos, agrupadas por procesos y áreas de disciplina. Estas pueden ayudar a los profesionales a planificar, organizar y entregar proyectos con plazos de entrega definidos, además, a calidad y costos predecibles y sostenibles, sin estar asociada a una metodología o enfoque particular de gestión. No cabe duda de que hay elementos relacionados con la guía que pueden llegar a asustar. Algunos aspectos, como su extensión de más de 700 páginas, lo tortuoso que puede ser el examen del PMP o la compleja interrelación que existe entre los 49 procesos que lo componen, han originado una serie de mitos que se han mantenido a través del tiempo. Algunos comentarios han sido fáciles de desacreditar, mientras que otros han sido más rebuscados. A continuación, compartimos los 5 principales mitos sobre La guía PMBOK® que todo Project Manager debe saber:

 

Mito 1: La Guía del PMBOK® es un libro teórico

Falso. La guía es escrita por un comité formado por diez voluntarios, encargados de redactar y revisar el contenido de cada capítulo antes de proceder a su exposición pública mediante un borrador. El público puede revisar el borrador y emplear sus comentarios. Para el caso del borrador de la edición 6, se recibieron cerca de 8.500 comentarios que fueron convenientemente revisados y respondidos. El objetivo de exponer públicamente el borrador es brindar la oportunidad a la comunidad de directores de proyectos de proporcionar feedback respecto de su contenido. Por tanto, la guía es escrita por Directores de Proyectos para Directores de Proyectos: ¡De teórico no tiene mucho!

Mito 2: La Guía del PMBOK® es una metodología de gestión de proyectos.

Falso. Las metodologías definen los procesos, las responsabilidades y los flujos de trabajo necesarios para lograr un objetivo. Asimismo, es un sistema estricto de prácticas, técnicas, procedimientos y reglas utilizadas por quienes trabajan en una disciplina específica. PRINCE2® es un buen ejemplo de metodología para gestionar proyectos. Como lo definimos anteriormente, La Guía PMBOK® es un conjunto de buenas prácticas, lo que dista de ser una metodología. Podemos citar a la guía cuando trata este mismo punto: «Esta Guía del PMBOK® es una base sobre la que las organizaciones pueden construir metodologías, políticas, procedimientos, reglas, herramientas y técnicas, y fases del ciclo de vida necesarios para la práctica de la dirección de proyectos.» De lo anterior se desprende que la guía, en lugar de ser una metodología, es la base para la cual construir este tipo de instrumento.

Mito 3: La Guía del PMBOK® es para proyectos bajo Cascada

Falso. Se ha dicho reiteradas veces que La Guía PMBOK®  está pensada para ser implementada en proyectos “en cascada”, es decir, que avanza a lo largo de una línea de tiempo lineal / unidireccional desde el inicio hasta el cierre formal. Sin embargo, ningún componente en La Guía PMBOK®  presenta dicho punto de vista, de hecho, la guía identifica oportunamente esta necesidad y se adapta a cualquier tipo de secuencia. Es importante destacar que la guía ya incluía el pensamiento iterativo e incremental incluso antes de que se publicara el manifiesto ágil (edición 2000), mediante conceptos como ‘elaboración progresiva’ de artefactos. De esta forma, tal como quedó demostrado en el Mito 2, es posible utilizar la guía en diferentes metodologías y herramientas según sea necesario, por ejemplo, ágil, cascada, PRINCE2®, etc.

Mito 4: La Guía del PMBOK® retrasa los proyectos

Falso. La actual versión de la guía nos provee de un total de 49 procesos y un sinfín de técnicas y herramientas. Pretender aplicar todas a nuestra gestión sería una locura. El uso de procesos que son demasiado largos y complejos para tareas simples podría disminuir la eficiencia de nuestros proyectos, aumentando los plazos o costos sin presentar una necesidad real. Dependerá de nosotros organizar y adaptar los diversos procesos de gestión del proyecto para cumplir con los objetivos de manera eficiente y eficaz.

Mito 5: La Guía del PMBOK® no se puede usar con Scrum u otros enfoques ágiles

Falso. Gran parte de este mito fue descartado en los puntos 2 y 3 del presente artículo; sin embargo, profundizaremos en este aspecto un poco más. Según nuestro criterio, este es el mito más repetido de todos. Es habitual escuchar, leer en un foro o en esta misma red comentarios respecto a que los enfoques ágiles son mucho más realistas y aplicables que La Guía del PMBOK®. También se menciona que la guía no es apta para entornos complejos y susceptibles a cambios, como son la mayoría hoy en día. Frente a lo anterior, nos preguntamos:

  • ¿Por qué no se podría ocupar un Project Charter reducido una vez que estamos iniciando un proyecto ágil?
  • ¿Por que no podríamos aplicar algunas técnicas y herramientas descritas en los procesos de gestión de riesgos?
  • ¿Por qué el Product Owner no podría manejar una matriz de poder/interés de sus principales Stakeholders?

Podríamos seguir mencionando ejemplos respecto a cómo esta guía podría apoyar la labor de quien dirige o lidere algún proyecto, independiente del enfoque, framework o metodología que emplee. Aquí radica el principal potencial de la guía: su capacidad de adaptación. Evidentemente, el cómo, dónde y cuándo queda a manos de quien asuma el desafío de liderar, sea este, un Product Owner, Scrum Master, Project Manager, etc. ¿Conocías estos mitos? ¿agregarías otros más?. Si el articulo te gustó, por favor, comenta o comparte.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Por qué Fibonacci en Planning Poker? Resolviendo el misterio

¿Por qué Fibonacci en Planning Poker? Resolviendo el misterio

  Muchas veces, ya sea producto de la rutina o que quehacer diario es que utilizamos procedimientos o prácticas sin cuestionarnos el por qué lo hacemos en busca del fundamento que sustenta ese trabajo. Hace un tiempo, un colega me preguntó por qué se utilizaba la...

Abrir chat
1
Hola! ¿Puedo ayudarte?
Hola! ¿En qué podemos ayudarte?